Las amigas: Cuando ya no te "molan"

La otra tarde, uno de los días de fiestas hablaba con una amiga. El caso es que fue una conversación que a medida que iba transcurriendo yo iba pensando: madre mía, yo quiero dejar de ser amiga de ella.
Sabéis, es como cuando un chico os atrae un montón sin conocerlo mucho. Pero empiezas a hablar con él y te das cuenta de que es un completo idiota. Eso me paso con mi amiga.
El caso es que estábamos hablando de lo de siempre: hace ya varios años, mi mejor amiga, Rita, dejó la pandilla. Tuvimos un enfado pandillil y a consecuencia de unas diferencias con su chico ella decidió no seguir con sus amigas a cambio de seguir con su novio. En fin, es mucho más lioso que este miniresumen. Más complicado y fue bastante traumático para todos, sobre todo para mí.
Esta amiga mia, la primera, Pesadilla,  tenía una relación casi como de hermana con Rita. Pero como una hermana un poco "gili". Le gustaba controlarla, aconsejarla, dirigir sus pasos. En fin, que mi mejor amiga, Rita, me contaba a mi que estaba un poco harta  de ella.
El caso es que el tema de Rita siempre sale a colación en fiestas. Mi amiga Pesadilla siempre me pilla por banda y me cuenta lo mismo. Que si paso esto o aquello. Que si ella ya no tenia tan buena relación con Rita. Que si patatin o patatán. Mientras yo pienso que habré hecho para merecer que en pleno cafe festero, esta pesadilla me meta esta chapa cuando yo quiero irme a tomar un gin tonic tranquilamente.
Mi amiga Pesadilla, de por sí habla mucho. Su mayor hobby en fiestas es pillar a alguien y comerle la oreja. Generalmente además habla de ella. De lo que ella ha hecho, viajado, visitado, comido ( de esto habla aunque apenas come, pero habla), de todo lo que ella sabe...en fin que siempre tiene tema. Le gusta mucho también pillar a tíos a los que atormentar con sus charlas, ahora que ellos se dejan.
Yo últimamente, hace varios años, no tengo mucho feeling con ella. Lo noto. Considero que es una persona demasiado hipócrita, que no se muy bien de que pie cojea y eso ya a nuestra edad no me parece lógico. Siempre ha guardado mucho las apariencias y yo soy mucho más natural, explosiva, y si tengo que soltar un grito, lo suelto. Eso creo que ella no lo tolera.  En fin...Esto lo digo porque quiero dejar manifiesta mi subjetividad en este tema.
Bueno, mientras hablaba con ella, de cómo había cambiado en su día la relación entre Rita y ella, me dijo lo siguiente (transcribo, pero de memoria):
- Yo la notaba diferente conmigo. Porque yo la llamaba para hablar y contarle lo bien que me lo había pasado buceando o en el viaje a no se donde y ella solo me hablaba de lo mal que estaba. De que todo era malo. Yo le llamaba para contarle que estaba contenta y me encontraba con que para ella todo era negativo. Y hija, eso es que te jode. Vaya un rollo. Así que dejé de llamarle.

En este punto de la conversación, VALE LO RECONOZCO, yo debería haber sacado a mi OGRO INTERIOR,  y haberle mandado literalemente a tomar por culo. Debería haberle dicho:
- pero tía tú de que coño vas? o sea que si la gente está dispuesta a escuchar tus rollos macabeos te parece genial, pero si TU AMIGA te dice que está mal, que todo le parece fatal en su vida, es una pelma que no merece que la escuches? Tu eres una pesada. Y alguna vez te lo tenía que decir alguien a la cara. Y todos temblamos cada vez que suena el teléfono y aparece tu nombre. Yo la primera. Pero en el fondo eres tan narcisista, te gusta tanto escucharte a tí misma que no te enteras de que esa manera de hablar tan negativa de Rita la provocas tú y tus incansables charlas.

Eso debería haberle dicho, en vez de callarme y quedarme a cuadros (interiores).

Hace pocos días yo misma mandé un guasap a mis amigas en el que las decía que estaba mal. Que no terminaba de encontrarme a gusto. Que el paro y la situación de la educación me estaban machacando. en fin...que me encontraba un poco jodidilla. No fue al nivel de lo que escribí en mi anterior post, pero sí era un lamento. Me contestaron? No. Me quedé con mi lamento. Con mi pena del momento o con mi problema. Yo misma tuve que sacarme del pozo diciendo: vaya que trascendental me he puesto.

Decía Molinos en su entrada de ayer, que cuando alguien te pregunta como estás y respondes FATAL, la gente no sabe que decir. Suele quitarle importancia y decirte que tan mal no será.
Las personas no sabemos reaccionar ante lo malo? Pues yo lo dudo. Porque yo he escrito un post sobre lo mal que me sentía y gente que no tiene porque decirme nada me ha intentado animar. Y no hablo de que sea mas sencillo aconsejar a las personas que no conocemos. Hablo, simplemente, de tomarse la molestia de ESCUCHAR. De atender. De callarse la boca. Porque mis amigas, algunas, les gusta mucho hablar pero muy POCO ESCUCHAR.
A veces pienso que mi relación con mis amigas ha terminado. Como si fuésemos una pareja que ya no tiene nada en común. O que ya ha agotado toda su magia.  Cada vez nos vemos menos. No hablamos mucho. Ahora con el guasap un poco más. Pero yo creo que ha sido peor, lo del guasap. Porque eso si que es un: yo hablo, yo lanzo mi mensaje y vosotras lo leéis. O no se, lo veo vacío. Mis amigas, por suerte, trabajan, tienen la vida bastante acomodada, no les falta de nada. Algunas veces espero que me pregunten qué tal estoy. Qué planes tengo. Si necesito ayuda...algo. Pero jamás me han dicho nada.
No se si será la desilusión en general que me embarga, pero en este terreno también tengo cierta tristeza. Quizá yo sea igual que ellas y no me de cuenta. Seguro que algo haré que a ellas no les guste. Pero jamás, eso lo sé, jamas pensaría que una amiga mía es un fastidio porque yo quiera contarle lo genial que estoy y ella me cuente que está fatal. En ese preciso instante, llamadme ALTRUISTA (lease con ironía), pero yo me olvido de lo mío e intento ayudar. O al menos ESCUCHAR. (Aunque, afortunadamente, ahora voy aprendiendo con quien no debo malgastar mi tiempo)





10 comentarios:

  1. Joder, vaya panorama. A mi parecer, a eso no se le pueden llamar amigas... Si una amiga te dice que está mal, como la vas a ignorar y contarle lo bien que estás tu :S joder, es que no se me ocurriría hacerlo con nadie eso.
    A mi últimamente me pasa, que sino pregunto a mis amigos directamente de algún tema en concreto... no me cuentan gran cosa. Yo que soy de contar las cosas enseguida xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo soy más de escuchar que de hablar. Y de verdad que a veces he aguantado chapas impresionantes. Y quejas insufribles acerca del trabajo de mis amigas, cuando ellas no me han preguntado a mi, ¿que tal en el paro?. A veces me cabreo por eso. bueno, es mas que cabreo, es dolor. Quizá, no son amigas. Si ya lo digo yo....

      Eliminar
  2. Yo he sufrido tb a amigas así, he sufrido mucho en general con las amigas. Ahora tengo pocas, muy pocas pero pa qué más si cuando las necesite no van a estar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo encima para pedir ayuda tengo que estar al borde del colapso. Cuando pasó la enfermedad de mi padre la verdad es que ya me di cuenta de algunas cosas. Pero a veces tampoco me quiero poner tremenda porque pienso que la gente no sabe que decir cuando estas mal. Y no lo hacen por que pasen de tí, simplemente no sabemos. Ahora, que cuando ves que las alegrías tampoco las compartes y que todo se va reduciendo a decirnos por el guasap 4 pijadas mañaneras...no se...no se...eso es ¿crisis? creo que si.

      Eliminar
  3. Tengo conexiones extrañas con algunos blogs XD Justo ayer dialogaba con una amiga sobre este tema. Poco, porque me tenía que ir, pero lo hablaba. (Creo que viene tocho)

    Esta amiga y yo nos conocemos de muy poco tiempo, quizá un par de años, y nos conocimos porque yo organicé un concurso de maquillaje en mi antiguo blog y ella se presentó, me mandó un email con la participación y me comentaba algunas cosas. Pues de ahí hasta ahora. Y es como si nos conociésemos de toda la vida. ¿Curioso, eh? Porque ayer me comentaba que en unos momentos familiares complicados, relacionados con enfermedades y tal, unas amigas se montaron un viaje de 4 días y pasaron de su cara, no le dijeron nada, y ella me decía "Me habría venido bien ese viaje, necesitaba aire".

    Y yo le comenté lo mismo que te voy a comentar a ti ahora. Que cuando dejamos de estar bien, o de parecerlo, dejamos de ser buena compañía. Y no creo que sea una cosa de tus amigas, porque te ha pasado a tí, le ha pasado a mi amiga, me ha pasado a mí, y en fin... Creo que es un mal cultural, que, resumiendo mucho, nos hemos creado una ilusión de que vivimos una vida segura, agradable, que no va a pasar nada malo, y que vamos a estar bien. Y cuando algo o alguien contradice esa postura, lo apartamos, lo ignoramos, le quitamos importancia. Se aleja mucho, por ejemplo, la muerte. Se evita nombrar ciertas enfermedades. Y se censura la tristeza. Hace un tiempo escribí un post sobre esto, no sé si lo habrás leído: http://cuadernoderetales.blogspot.com.es/2012/04/tu-eres-la-causa-de-tus-miserias.html

    Al final, parece que queremos un mundo de "Payasos Pagliacci". http://www.youtube.com/watch?v=p8U3TzBp_og

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo he leido Bettie, y si, es muy posible que en este caso se cumpla esa teoría. Esta amiga mía ya te digo que siempre le ha gustado mucho estar allí donde habia purpurinas o sea: fiesta, gente bien, diversión, cosas vacías...Se fija mucho, demasiado en el físico de las personas. Se obsesiona diría yo. Y creo que le gusta rodearse de gente que no le suponga pensar mucho. No se. Igual estoy exagerando. Pero es muy posible que las personas rechacemos a los que sufren porque nos incomoda o nos fastidia que están pasando un mal momento y nosotros tengamos que malgastar el tiempo en consuelos y ayudando.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. A veces estoy totalmente convencida de que así es.

      Eliminar
  5. Tengo una regla de oro que aprendí a respetar a rajatabla: en el momento en que quedar con alguien se convierte en un dolor continuo, es que con esa persona se ha acabado lo que había. Para sufrir ya voy a trabajar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una buena regla. Yo de momento he decidido no participar en conversaciones absurdas de guasap. No se si so yo, o qué, pero creo que me estresa tanta tonteria. No me lo creo, no me creo lo que decimos y no veo mas que cinismo.

      Eliminar

Ahora me encantaría saber qué piensas tú