En el aeropuerto.

Nervios, emoción, incredulidad, alegría, miedo...incertidumbre, felicidad, impaciencia, sueño. Todo esto es lo que siento en este preciso momento, en la terminal 1 del aeropuerto de Barajas, a poco más de 2 horas de salir hacia New York. A 10 horas de pisar la ciudad de los rascacielos y cumplir un sueño. Me voy con mi marido, de viaje de novios, 4 meses después de nuestra boda...y pienso ¿De verdad esta es mi vida?

No todo es felicidad, un sabor amargo me acompaña...nunca la felicidad es completa, por eso es tan importante disfrutar cada segundo, aunque no vayas a New York.

Voy a contaros mi viaje, no se si día a día o poco a poco cuando vuelva, para saborearlo más o las dos cosas. Pero lo contaré.

A veces parecerá imposible, pero al final, algunos sueños se cumplen.

9 comentarios:

  1. Vuela, vuela alto, Perri :) Y eso, luego nos lo cuentas todo :P

    ResponderEliminar
  2. Buen viajeeeee, disfrútalo mucho, guarda cada recuerdo y saboréalo hasta gastarlo a la vuelta!!

    ResponderEliminar
  3. Que disfrutéis mucho del viaje, espero ver esas fotos :)
    Un besazo

    ResponderEliminar
  4. pasatelo en grande!! y como tu dices, disfruta cada segundo

    ResponderEliminar
  5. Ahora mismo soy una perra envidiosa jajaja
    Disfruta como nunca y trae recuerdos como para aburrir a cualquiera! Muá!

    ResponderEliminar

Ahora me encantaría saber qué piensas tú