MALOS TIEMPOS

Se casaron un martes de agosto, a primera hora de la mañana, después, se fueron al campo, a segar. No tuvieron banquete, ni luna de miel, sus padres decían que les habían tocado vivir malos tiempos.
Tuvieron que creer que su Anselmo, el mayor de sus cinco hijos, nació muerto a pesar de haberlo oído llorar, eran malos tiempos para reclamar nada.
De malos tiempos habló su nieto antes de irse tan lejos a trabajar.
 Malos tiempos, fue lo que dijo, bajando la mirada, el director de su banco cuando les comunicó el desahucio.
Anoche, los dos, juntos y hartos, decidieron poner fin a tantos malos tiempos.



IN MEMORIAM de todas las víctimas de un sistema absurdo, indigno y opresivo.




La pena es que a pesar de todo, a los señores que mandan y a sus fieles vasallos toda esta situación social no les importa. Más bien una tiene la sensación de que les molesta profundamente que haya gente que se queja porque lo está pasando muy mal. Maldecojones.
Si escuchamos a Dolores de Cospedal diciendo eso de que los votantes del PP antes dejan de comer que pagar la hipoteca, tenemos 2 alternativas:

- entrar en erupción y generar energía para poner en funcionamiento un petrolero que recorra el Indico, el Pacífico y el Atlántico sin parar durante 48 años.

o

- reirte, reírte, descojonarte, reírte, partirte la caja, llorar de risa, llamarle TONTA,TU LO QUE PASA ES QUE ERES TONTA y mientras te ríes llamar a tu amigos del PP y decirles, riéndote, que eso tú no lo sabías...eso de que antes dejan de comer, que te parece raro, pero que lo dice su lideresa...que miren a ver...no vaya a ser que les echen del PP porque hayan decidido COMER POR ENCIMA DE SUS POSIBILIDADES.


Lo que pasa, es que esa mujer, manda mucho. Decide mucho. Decide sobre NUESTRAS VIDAS. Y sobre todo ELLA VIVE MUY BIEN. Como todos los de su calaña. Viven y van a seguir viviendo tan cómoda y chachimente que lo único que les preocupa mucho, mucho, mucho, mucho...ES SU OTRA VIDA, LA ETERNA. Y para ello van a misa, van a ver al Papa de Roma, van a ver a las monjitas, son amigas de los obispos y se oponen al aborto en todos sus supuestos (menos en el de: CUANDO ME TOCA A MI, en ese supuesto si hay que abortar se aborta, que para eso ya daremos luego una donación o algo).

No les importamos una mierda, y perdónenme la palabra si es que les pillo comiendo. Sólo se importan ellos, su poder y su mangamiento, su choriceo y sus chanchullos. Ni siquiera les importa su dignidad, porque no la tienen. No tiene dignidad una persona cuando proclama y critica a los 400 vientos una cosa durante 8 años y luego cuando le toca el turno de demostrar su valía hace lo mismo que criticó. Y tampoco la tiene el que hizo durante 8 años lo que ahora critica que se haga. No tiene dignidad una persona que para defenderse de su ineptitud, tras proclamar su sapiencia, se basa en el argumento del Y TU MÁS. No tiene dignidad el que se cree que él es el único vilipendiado porque haya personas que le digan a la cara que ELLOS NO LES REPRESENTAN. No tiene dignidad una persona que solo acepta que le laman el culo.






8 comentarios:

  1. Por lo que decías ayer, una buena manera de aprender oratoria es fijarse en los errores que cometen los otros. El "tu quoque" puede ser efectista, pero para un oyente atento muestra falta de argumentos para justificarse. ;) Lo digo por el post de ayer.

    Por otra parte, yo, cuando oigo hablar a mi excelentísima presidenta, que tiene que ir por la comunidad más escoltada que Obama -por algo será- lo que pienso es que es una pena que aquella vez que un conocido de mi padre la tuvo en brazos cuando era un bebé no se le cayese o algo. Dios, qué cruel. Pero es que esta mujer saca lo peor de mí, con esa sonrisa falta, esa mojigatería, ese sentirse superior a todo lo divino y lo humano... Porque ya se sabe, no abortéis, familia tradicional, blabla, pero yo quería ser madre y en lugar de adoptar a un huérfano, me hice la Fecundación in vitro...

    Que oye, cada uno toma las decisiones en su vida que quiere, pero luego no prohibas eso mismo a los demás.

    ResponderEliminar
  2. La hipocresía, haz lo que digo no lo que hago.

    Muchas gracias por el apunte de oratoria y por el tweet. ;-)

    besazo

    ResponderEliminar
  3. La excelentisima presidenta de Bettie, o el mío, que aunque sea de otro partido ya a estas alturas da igual.
    En este país tenemos unos representantes políticos con una oratoria pésima. Cada vez que veo un debate, un cmin, un loquesea; me acuerdo de la carrera y su psicología de la comunicación y la vergüenza y la pena se apoderan de mí.
    Ya no discuto de política ni de economía con la gente que me rodea, ni de izquierdas ni de derechas. Lo que pienso y siento no se puede expresar en una conversación normal sin que me tachen de fascista, radical, terrorista...
    (soy la Runa desde el móvil)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espera que me cojo un bus... XDDD no olvidéis las horquetas!!

      Eliminar
  4. Pues a mi me da igual que me digan lo que sea, Runa.

    Mi Bettie me dice que soy un "robespierre"... y salvando las distancias, supongo que tiene razón, porque le estoy cogiendo un cariño a la guillotina (ay, que bonica ella) que quita to er sentío, mi arma! ;)

    Está claro lo que habría que hacer con esta gentuza...

    Estamos en guerra, hay víctimas... pero solo de un bando.

    Y el que no lo quiera ver...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me gustaría tener por aquí a gente que piensa así también y no sólo moderados y mediadores. Acabo sintiéndome mal, siempre he estado en contra de la violencia, de cualquier tipo de violencia, pero ahora...
      Estamos haciendo el imbécil pero bien. Si hablas con jóvenes y adultos de otros países (México, Chile, etc) te das cuenta de que parecemos gilipollas, lo peor es que tiene hasta explicación...

      Eliminar
  5. Tiempo al tiempo, cualquier día a alguien se (nos) le va pinza y nos liamos a hostias y/o tiros, yo lo veo venir; os lo juro

    ResponderEliminar

Ahora me encantaría saber qué piensas tú